Carta del Equipo Europeo de octubre

03.11.2014 18:12

VI Comité Intercontinental

Octubre 2014

A los miembros de las Fraternidades de Europa

 

Queridos amigos:
Con esta comunicación queremos informaros del reciente Comité Intercontinental, celebrado en Celje (Eslovenia), del 21 al 28 de julio de 2014.


Las personas de la Fraternidad de Europa que hemos participado en el Comité (el Equipo Europeo y los delegados elegidos en la Asamblea europea de 2012 en Polonia, además de los representantes de los países que solicitaban su afiliación a la Fraternidad intercontinental) nos sentimos unos privilegiados por haber vivido esta experiencia de la Frater a nivel mundial y, a la vez, comprometidos en comunicar todo lo que allí hemos dialogado, acordado, compartido.

Por ello, en primer lugar, daros las gracias a los equipos de base de la Fraternidad de cada país. Es difícil realizar un encuentro a nivel mundial y las dudas, la búsqueda de recursos económicos, el número de los participantes, etc., no están claros hasta el último momento. Aun así, la Fraternidad (y sus miembros) ha demostrado una vez más la importancia que tiene para su buena marcha el encuentro personal, sentir que damos pasos al lado de otros, afianzar nuestro compromiso con Frater y conocer más a fondo su espíritu. Todo esto lo alimentamos con el encuentro, con el contacto de tú a tú. Y para ello han sido necesarias todas las aportaciones económicas que, generosamente, euro a euro, los fraternos han realizado; todo el tiempo empleado en los preparativos y durante el Comité, todo el esfuerzo para estar presentes… El fruto siempre es mayor. Estamos llamados a sembrar (como nos dice el P. François, «sin esperar a saber el resultado»), pero a veces somos afortunados y nos toca recoger (coger el fruto) en forma de encuentro de este tipo.

Como punto de partida, los representantes de cada continente informaron de cómo van sus Fra-ternidades. En África está presente en Madagascar; en la República Democrática del Congo Este, del Congo Oeste y del Congo Norte; en Congo Brazzaville; en Ruanda; en Burundi; en Camerún; en Burkina Faso; en Costa de Marfil; en Guinea Conakry; en Togo; en Benin; en Ghana; y en Uganda.

En América está en Costa Rica, en Guatemala, en Honduras, en México, en Nicaragua, en Pana-má, en Puerto Rico, en Cuba y en la República Dominicana (denominándose esta zona área I); en Venezuela, en Colombia, en Ecuador, en Perú y en Bolivia (área II); y en Brasil, en Argentina, en Uruguay, en Paraguay y en Chile (área III).

Y en Europa está presente en Francia, en Suiza y en Bélgica (Área francófona); en Alemania y en Austria (área germanófona); en España y en Portugal (área hispano–portuguesa); y en Eslovenia, en Hungría, en Polonia y en Rumanía (área de los países del Este).

Diversidad cultural, lingüística, diferentes ritmos en la marcha, pero igual espíritu.

Eslovenia (como país anfitrión) también compartió la andadura y actividades de su Fraternidad. ¡Cuánto trabajo puso en la organización para que todo saliera bien (y así fue) y cuánto cariño y amabilidad nos regalaron, cuidando cada detalle y atentos a todas las necesidades! ¡Gracias!
Y Taiwán e India (países invitados) informaron de los grupos que están en marcha, en el caso de Taiwán, y se tiene la esperanza de iniciar, en el caso de India.

El Equipo Núcleo Intercontinental también informó de sus reuniones, su participación en encuentros de cada continente, sus comunicaciones durante el periodo en el que han prestado su servicio a la Fraternidad, de 2005 a 2014. Nuestro agradecimiento a Dolors (fallecida hace unos meses), a Albert y a Mª Dolores por tener puesto su corazón y su mirada en todas las Fraternidades, cuidan-do de ella, preocupándose por ella y celebrando cada logro.

Tras los informes, turno de palabra para plantear dudas, mostrar opiniones…; es bueno intercambiar puntos de vista, escucharnos, conocer la marcha del otro y mejorar entre todos la manera de transmitir la información.

En este Comité había que dar el relevo al Equipo Núcleo. El nuevo equipo lo componen dos personas de Panamá (Claudia, como coordinadora, y Miguel Ángel, como consiliario) y una de Guatemala (Carmencita, como coordinadora adjunta). Damos gracias porque sigue habiendo personas que ofrecen su disponibilidad, que dan el relevo y comparten camino e ilusiones.

Temas de reflexión:

Retomamos dos temas aprobados en el Comité Intercontinental de 2010:

El primer tema se reflexionó a nivel continental en África y América y por varios países de Europa durante el periodo 2010–2012. Ahora revisamos la repercusión que el tema ha tenido entre los fraternos y en la sociedad. Destacamos que, en los países con escasa legislación que defienda los derechos de las personas con discapacidad, la Convención se ha acogido y se han desarrollado algunos de esos derechos en mayor medida que en los países más desarrollados. También ha supuesto una llamada a la Iglesia; la Frater tiene que hacer un trabajo de sensibilización en nuestras iglesias.

El tema no se agota aquí; los países podrán seguir trabajándolo siempre que sea necesario.

El segundo tema abarcó el periodo 2012–2014 y tuvo como ponente a Jean de Dieu Mopembe, quien recogió y presentó las conclusiones de las aportaciones recibidas por África, América y Europa. Vimos la necesidad de ser solidarios en todas las dimensiones: compartir recursos, tiempo, esfuerzos, proyectos, vida…, como camino hacia la fraternidad plena.

Tras el trabajo por grupos lingüísticos pasamos a la puesta en común donde se destacó la impor-tancia de trabajar la solidaridad desde las bases y que cada Fraternidad debe asumir los acuerdos tomados: cotizaciones, transparencia,… «No hay pobres en la solidaridad, en solidaridad todos somos ricos». Este es un tema que no se agota aquí, habrá que seguir retomándolo.

Aparte de estos dos temas se presentó un tercero: «Revisión de la Historia y los Acuerdos de la Fraternidad». Mª Dolores Varea nos presentó la reflexión que más adelante se trabajará en los países. Es importante que las bases conozcan la historia de Frater (como recorrido y experiencia), los acuerdos que la Frater se ha ido dando y todo el funcionamiento de la estructura, como medio para mantener su espíritu y fortalecer su tarea.

También valoramos el Comité Intercontinental como espacio para conservar los valores originarios de la Fraternidad, compartir logros y dificultades…; todo ello nos ayudará a no detener nuestro compromiso y tener la certeza que estamos en el buen camino.
Este documento se completaría con la trayectoria de cada país o continente.

Afiliaciones:

En este Comité Intercontinental hemos tenido el gusto de poder presentar a tres países, uno americano y dos europeos, donde la Fraternidad es un movimiento vivo, en desarrollo, para votar su afiliación como miembros de la Frater-nidad Intercontinental. Son las Fraternidades de Nicaragua, Polonia y Rumanía.

Stanisława y P.Tomasz, representantes de Polonia. Jànos Kiss,de Rumanía, con Agnes(traductora)

Tal como establecen los Estatutos de la Fraternidad Cristiana Intercontinental de Personas con Discapacidad, estos países presentaron por escrito una solicitud de afiliación que documentaba los requisitos a cumplir; en sus res-pectivas asambleas continentales fue ratificada esa solicitud y ahora el Comité Intercontinental aprobó por mayoría su afiliación, reconociendo su participación con pleno derecho en la vida de la Fraternidad.

Alegrémonos, la Fraternidad sigue creciendo.

Elección del Equipo Núcleo:

Se constituyó la mesa, compuesta por un representante de cada continente: por África, la herma-na Suavise; por América, Verónica Olave; y por Europa, Christine Osafo.
Tras la lectura de los artículos de los estatutos referidos a los requisitos para ser coordinador y consiliario intercontinental, de un fragmento de los Mensajes del P. François sobre el compromiso y tras escuchar la trayectoria que cada candidato ha seguido, se procede a la votación. El nuevo Equipo Núcleo queda constituido por:

  • Claudia Padilla, de Panamá, como candidata a coordinadora intercontinental;
  • Carmencita Mazariegos, de Guatemala, como coordinadora adjunta;
  • F. Miguel Ángel Arrasate, de Panamá, como asesor intercontinental.

Como signo del relevo se hace entrega del árbol realizado en la oración, con la huella dactilar de cada asistente como garantía de colaboración, y de la bandera con el logo del Equipo Intercontinental.

     Mesa constituida para la elección…            … entrega de la bandera…

Líneas de trabajo:

El Comité aprobó el plan de trabajo para los próximos cuatro años. Centraremos nuestra mirada y trabajo en:

  • La revisión de estatutos intercontinentales

Se informó al Comité que los Estatutos Intercontinentales no recogen muchos aspectos y situa-ciones que se están dando en los últimos años en la Fraternidad, por lo que se ve necesario redactar un nuevo texto. Para ello se formará una comisión compuesta por representantes del continente africano, americano y europeo, y el Equipo Intercontinental, que determinará los si-guientes pasos a dar. Se votará el texto en el próximo Comité.

  • La elaboración del documento: visión de Frater de la discapacidad

A propuesta de la Fraternidad de Perú, el Comité aceptó elaborar un documento para dar a co-nocer a la Iglesia (a través de una entrevista con el Papa Francisco) la Fraternidad, la tarea evangelizadora que lleva a cabo y su visión de la discapacidad.

  • Completar la Historia de los acuerdos de Fraternidad

Cada país o continente completará este documento con sus datos más relevantes. Importancia que las bases accedan a esa información.
Aprovechar la celebración del 70 aniversario del nacimiento de Fraternidad, en 2015, para para iniciar el proceso de recopilación.

  • Seguir fomentando la solidaridad

Continuar trabajando este tema a todos los niveles, desde las bases, para descubrir la dimensión mundial de la Fraternidad. Es una tarea que deben potenciar los equipos continentales.

  • Logo del Equipo Núcleo Intercontinental

Se aprueba que el logo utilizado por el Equipo Núcleo Intercontinental, inspirado en mensajes del P. François (llama–luz para alumbrar juntos) se mantenga para los sucesivos equipos intercontinentales; sólo se retocará mínimamente para mejorarlo.
Utilizar este logo, junto al de cada país, en las comunicaciones internacionales.
También hay que tender a que nuestro nombre se unifique, en los distintos idiomas, sustitu-yendo el término «minusválido» por «persona con discapacidad».

Los carterles del Comité:

  • Cartel de las banderas. Tiene su origen en la costumbre de traer las banderas de los países a los encuentros intercontinentales. Aparecen todos los países, en igual tamaño, donde está la Frater en estos momentos, en activo o en contacto.

  • Cartel del Comité con el lema: «Continuamos construyendo en comunión». Sugiere que nos sentimos comunidad y se representa por medio de una construcción con bloques de ladrillo, pequeñas velas (símbolo de nuestra Fraternidad) y una silla de ruedas que, aunque marcha por un ca-mino empedrado (con muchas dificultades), sigue avanzando.

Conviviencia:

El fruto de todo el Comité ha sido la propia convivencia mantenida, la fiesta, los momentos de oración y diálogo, la amistad… Sentimos el corazón lleno de alegría y ánimos, reafirmando nuestro compromiso con la Fraternidad, como algo bueno y valioso para la vida de las personas con dis-capacidad y de todas aquellas que nos acompañan.

Gracias a cada participante en el Comité y especialmente a los amigos de la Fraternidad de Eslo-venia, que prepararon veladas de ocio para encontrarnos y convivir con fraternos eslovenos (en su casa de Zaplana) y para conocer la música y la cultura del país.

Gracias por el privilegio de haber participado en esta experiencia. Ojalá nuestro testimonio sirva para alimentar otras vidas.
Compartid esta información en cada país, con los equipos, con cada fraterno, para que conozcan las acciones de la Fraternidad y la importancia que para ella tiene cada uno de sus miembros. Abrazos para todos.


El Equipo Europeo

Descargar el artículo