Jornada Mundial del Enfermo

11.02.2016 09:00

Con el lema, “María, icono de la confianza y del acompañamiento. Haced lo que Él os diga (Jn. 2,5)”, se celebra la Jornada Mundial del Enfermo.

EL PORQUÉ DE ESTA CAMPAÑA


1. Cada Campaña del Enfermo es, o ha de ser, una nueva oportunidad evangelizadora. Marcada por María y la Alegría: «La persona que viva en profundidad la alegría del Evangelio adquiere mayor sensibilidad ante las necesidades de los demás». «El mundo de la salud y de la enfermedad es hoy, igual que ayer, lugar privilegiado para la nueva Evangelización: Jesús anuncia el Evangelio del Reino curando, y confía a sus discípulos la misión de curar».

2. El Papa nos recordará en su Mensaje para la Jornada Mundial del Enfermo 2016 que la fe no hace desaparecer la enfermedad, sino que ofrece una clave para poder descubrir su sentido más profundo; y en esta clave María es una experta. Ella descubre la dificultad, la hace suya y, con discreción, actúa rápidamente. Así, Caná se convierte en un icono de la Iglesia.

3. La familia. ¡Qué gran papel el suyo! y ¡qué difícil a veces! Debemos reconocer y valorar siempre su entrega, su testimonio, pero también cuidarles pues muchas veces necesitan apoyo, cercanía, escucha y ayuda para vivir de manera más sana, humana y cristiana la enfermedad de su ser querido.

4. Las comunidades. Como nos dice el Papa: «Donde la Iglesia esté presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre. En nuestras parroquias, en las comunidades, en las asociaciones y movimientos, en fin, dondequiera que haya cristianos, cualquiera debería poder encontrar un oasis de misericordia».

5. Valorar el papel de la mujer en el mundo de la salud. Enriquecer la teología y la pastoral desde las claves femeninas que nacen de toda la experiencia del servicio a los enfermos y al mundo de la salud. María como icono de esta teología y eclesiología que refleja el rostro real del Padre de la Misericordia.