VI Comité Intercontiental de Fraternidad en Celje (Eslovenia)

28.07.2014 10:00

Del 21 al 27 de julio de 2014

Gracias. El Comité Intercontinental ha sido un regalo para quienes estamos en la Fraternidad y día a día compartimos su andadura, con alegrías y dificultades. Los participantes hemos sido unos privilegiados y, de forma democrática, la Fraternidad elige a sus representantes en cada momento. En esta ocasión he sido yo, entre otros, la afortunada y comparto con vosotros parte de las vivencias que traigo de allí.
4 países representando al continente africano, 9 países represen-tando al continente americano, otros 9 representando al continente europeo (todos ellos con organización continental) y 2 países invitados del continente asiático (donde la Fraternidad está comenzando en grupos pequeños), fuimos los representantes de la Fraternidad en el Comité, en esta ocasión en Eslovenia, en un número cercano a las sesenta personas. Diversidad cultural y riqueza humana. Unidos en un mismo proyecto: construir la Fraternidad en todo el mundo.

Como punto de partida, los representantes de cada continente in-formaron de cómo van sus Fraternidades. En África está presente en Madagascar; en la Rep. Democrática del Congo Este, del Congo Oeste y del Congo Norte; en Congo Brazzaville; en Ruanda; en Burundi; en Camerún; en Burkina Faso; en Costa de Marfil; en Guinea Conakry; en Togo; en Benin; en Ghana; y en Uganda.

En América está en Costa Rica, en Guatemala, en Honduras, en México, en Nicaragua, en Panamá, en Puerto Rico, en Cuba y en la República Dominicana (denominándose esta zona Área I); en Venezuela, en Colombia, en Ecuador, en Perú y en Bolivia (Área II); y en Brasil, en Argentina, en Uruguay, en Paraguay y en Chile (Área III).

 

Y en Europa está presente en Francia, en Suiza y en Bélgica (Área francófona); en Alemania y en Austria (Área germanófona); en España y en Portugal (Área hispano–portuguesa); y en Eslovenia, en Hungría, en Polonia y en Rumanía (Área de los países del Este).

Diversidad cultural, lingüística, diferentes ritmos en la marcha, pero igual espíritu. El Equipo Núcleo Intercontinental también informó de sus reuniones, su participación en encuentros de cada continente, sus comunicaciones durante el periodo en el que han prestado su servicio a la Fraternidad, de 2005 a 2014. Nuestro agradecimiento a Dolors (recientemente fallecida), a Albert y a Mª Dolores por tener puesto su corazón y su mirada en todas las Fraternidades, cuidando de ella, preocupándose por ella y celebrando cada logro.
Ahora tocaba relevo y el nuevo equipo lo componen dos personas de Panamá (Claudia, como coordinadora, y Miguel Ángel, como consiliario) y una de Guatemala (Carmencita, como coordinadora adjunta). Damos gracias porque sigue habiendo personas que ofrecen su disponibilidad, que dan el relevo y comparten camino e ilusiones. (Más adelante, en este boletín, trascribimos su primera comunicación a los países).

Reflexionamos sobre la «Solidaridad, comunidad fraterna de bie-nes y valores»: sobre la necesidad de compartir recursos, pero también tiempo, esfuerzos, proyectos, vida… Pusimos en común lo que antes habíamos reflexionado en cada país. Y nos presentaron el tema «Revisión de la Historia y los Acuerdos de la Fraternidad»: un recuerdo de los compromisos que Frater ha ido adoptando para darlos a conocer a cada fraterno, valorando además cada paso, cada encuentro y completándolo con la trayectoria de cada Fraternidad.
También se ratificaron las afiliaciones de tres países como miem-bros de la Fraternidad Intercontinental: la Fraternidad de Nicaragua (representada por los delegados de América), de Polonia y de Rumanía (presentes ambas en el Comité) ya son Fraternidades con pleno derecho a nivel intercontinental. Tenemos tres nuevos hermanos. Alegrémonos, la Fraternidad sigue creciendo.

Por último, se marcó el plan de trabajo para los próximos cuatro años. Centraremos nuestra mirada y trabajo en:

  • La revisión de estatutos intercontinentales
  • La elaboración del documento: visión de Frater de la discapacidad
  • Completar la Historia de los acuerdos de Fraternidad
  • Seguir fomentando la solidaridad
  • Logo del Equipo Núcleo Intercontinental

El fruto de todo el Comité ha sido la propia convivencia mantenida, la fiesta, los momentos de oración y diálogo, la amistad… Sentimos el corazón lleno de alegría y ánimos, tras confirmar que lo que tenemos entre manos, la Fraternidad, es algo bueno y valioso para la vida de las personas con discapacidad y de todas aquellas que nos acompañan.

Gracias por el privilegio de haber tenido esta experiencia. Hemos regresado con el corazón lleno y ojalá nuestro testimonio sirva para alimentar otras vidas.
Abrazos.

Marisol García González