Jesús, compañero del nuevo curso

Jesús, compañero del nuevo curso

Iniciamos un nuevo curso, como en el cole. El ritmo de los que aprenden, de los que se educan  es el que se ha impuesto en nuestra sociedad: en los días de trabajo y en las vacaciones. Frater también está en camino siempre de aprender, de educar la mirada y el corazón al estilo de Jesús y con el tacto del Padre François. No estamos en una clase, pero estamos en fraternidad, en grupos, en Equipos de vida y formación. Jesús, el Maestro, nos invita a crecer y vivir con toda nuestra capacidad. Su invitación no es pasiva ni por su parte ni por la nuestra. Él va más allá de los lugares esperados y las situaciones establecidas. Su invitación es provocativa para salir de nuestra situación y definirnos ante él y ante nuestra propia vida, trabajando por el bien personal y social.

¡Feliz curso con tan buen compañero!

                                                           El Equipo General

Leer la Carta de Amigos de septiembre-octubre 2018