Encuentro de formación en Frater Las Palmas

26.05.2019 21:00

Del  24 al 26 de mayo se celebró en el Centro Diocesano de Pastoral de Tafira Baja, en Las Palmas de Gran Canaria, un encuentro de formación titulado “Cursillo Los contactos personales en Frater”.  Estaban convocados los equipos de formación e iniciación de Frater en Gran Canaria, que incluyen grupos fraternos de Las Palmas, Fuerteventura y Lanzarote. El Equipo General fue invitado a presentar dos ponencias que fueron desarrolladas por José Mª Carlero y Francisco San José.

Participamos unas 40 personas que nos presentamos en una dinámica la noche del viernes. El cursillo partió de la esencia de Frater  y el manantial de su dinámica, para ver cómo se crean contactos personales, destacando la importancia de propiciar un encuentro, teniendo los ojos y el corazón bien abiertos para compartir el momento vital de existencia y descubrir qué intercambio es posible en ese encuentro.

Se continuó con dinámicas y ejemplos de cómo sería la mejor forma de realizar una visita a una persona con enfermedad o discapacidad para lograr un encuentro, compartiendo la forma en la que cada grupo realizaría esa visita. Se terminó destacando las cualidades y actitudes necesarias  para el encuentro personal.

Al final de la tarde reflexionamos sobre la identidad personal y sobre la identidad comunitaria de Frater. La identidad personal no se negocia. Nos definimos según nuestra esencia y estamos en relación con otras personas. Una Frater viva está comprometida con Jesús y lucha contra la exclusión en la sociedad y en la Iglesia.

El domingo tras el desayuno hicimos la foto de familia y esperamos a otras personas fraternas y simpatizantes. Hubo un tiempo se diálogo abierto con el Equipo General tras el que Felipe Bermúdez compartió el objetivo general del programa diocesano de 2016 a 2020, destacando los ámbitos en los que se desarrolla la vida y actividad de Frater para los que tienen un objetivo concreto y unas líneas de acción en cada año.

 

 

La acogida fue maravillosa desde que aterrizamos en la isla y desde el primer momento nos sentimos en casa. Los ritmos serenos, las comidas compartidas, las mañanas con doble desayuno y unos bollos caseros fantásticos, la alegría y las ganas de compartir hicieron el resto para cumplir el lema del programa diocesano: enviad@s como levadura hasta que todo fermenta y ¡vaya si fermenta!

Fotogalería: Encuentro de formación en Frater Las Palmas