FRATER PARTICIPA EN EL ENCUENTRO DE LAS COMISIONES PERMANENTES DE ACCIÓN CATÓLICA ESPAÑOLA

19.09.2021 16:03

ENCUENTRO DE LAS COMISIONES PERMANENTES DE LOS MOVIMIENTOS DE ACCIÓN CATÓLICA ESPAÑOLA EN REQUIJADA (SEGOVIA)

 

El fin de semana del 18 y 19 de septiembre de 2021 tenía lugar el encuentro-convivencia de las comisiones permanentes de los movimientos de la Acción Católica Española que visibiliza el trabajo común y la cercanía entre dichos movimientos apostólicos. Asistieron las comisiones de MRC, MJRC, ACG, JOC, JEC, HOAC y FRATER, excusando su ausencia PX.

En la mañana y primera hora de la tarde del sábado cada movimiento compartió las claves de su identidad ante el reto de la evangelización en el mundo de hoy. Este recorrido sirvió una vez más para observar el pluralismo y la comunión existente dentro de la Acción Católica. Se percibe un dinamismo propio que nos distingue de otras organizaciones eclesiales. El método de la revisión de vida (ver-juzgar-actuar) no solo es modo de caminar, es sin duda, el germen de una manera de ser laicos en medio del mundo y de la Iglesia.

Acabadas las exposiciones, el que fue presidente de la HOAC durante los años 2013-2017, José Fernando Almazán Zahonero, compartió su reflexión sobre la identidad y misión de la Acción Católica hoy. Desde el realismo y el profetismo planteó dudas, ahondo en dificultades y favoreció la esperanza para el trabajo que nos queda por hacer para ser una Acción Católica significativa y relevante en este siglo veintiuno. A partir de su ponencia se realizó un trabajo de grupos donde estaban presentes los diferentes movimientos. También con realismo y ánimos de sinodalidad, se fueron concretando las posibles líneas de trabajo común.

Desde FRATER, ofrecíamos estas tres:

  • Apostar por el amor fraterno entre todas y todos. Antes que militantes somos personas y nos debemos cuidado mutuo. Hay que recorrer un camino comunitario entre todos los movimientos tratando de sanar heridas. Para ello se ha de trabajar la escucha de la persona en grupos pequeños.
  • Llamados a combatir la pobreza estructural, devolver la dignidad a la persona excluida y a cuidar la naturaleza. Por tanto, nosotros mismos como personas hemos de atender nuestra propia fragilidad. No solo somos ciudadanos del mundo sino que también tenemos que ser cuidadanos del mundo.
  • Sin descuidar la tarea encomendada por el Congreso Nacional de Laicos (Madrid, febrero 2020) hay que emplear el tiempo desde ahora mismo a la llamada del papa Francisco a la sinodalidad. Más allá de las urgencias propias de cada movimiento hemos de recuperar la experiencia comunitaria de los pequeños grupos. Ellos son esos espacios sanadores y motivadores para recuperar la originalidad del Evangelio, el encuentro con Jesús. En ellos se comparten y disciernen las opciones de vida y acción para transformar la sociedad.

Aparte de trabajar disfrutamos de la convivencia en la bella comarca segoviana de Pedraza. Momentos de ocio y mesa compartida para conocernos mejor unos a otros. Terminamos el encuentro con la celebración eucarística donde agradecimos a Dios la llamada y el envío misionero a los distintos ambientes. Como levadura en la masa nos sentimos Iglesia en el mundo.