Primera comunicación del Equipo Núcleo

31.10.2019 14:00

 Guatemala de la Asunción, octubre 2019

 

 

 

 

 

Queridos hermanos/as, amigos/as:

 

“El amor es mirar al otro, no para servirse de él, sino para servirlo”.    Juan Pablo II.

 

Iniciamos confiando en que Dios animará nuestra Misión.  Muchas gracias hermanos y amigos fraternos/as por su confianza, por sus bellas y animadoras palabras recibidas, el cariño y apoyo que encontramos en ellas.

 

Nos hemos transportado a cada lugar y a cada persona cuando estábamos leyendo los correos electrónicos y comentarios enviados. Agradecemos la oportunidad al llamado de seguir sirviendo. Expresamos el deseo de una comunicación fluida, constante y recíproca en todos los continentes, donde la información muchas veces no llega y no se ve reflejada la vida de fraternidad de todos nosotros. 

 

Somos producto del primer Comité extraordinario vía internet… conscientes de que no somos sólo Sonia, Miguel Angel y Carmencita, todos somos responsables del caminar de nuestro querido Movimiento.  

 

Queremos que, dentro de lo que Frater nos enseña, no olvidarnos de lo siguiente:

  1. No dejemos de hacer visitas y que éstas siempre sean evangelio, buena noticia, sobre todo para aquellos que aún esperan una mano amiga, de hermano, para levantarse y caminar.
  2. Utilicemos las redes sociales para que nuestra comunicación siempre esté viva, nos conozcan y Frater sea signo del Reino de Dios en nuestras ciudades, provincias, municipios, etc.
  3. Los exhortamos a continuar con las actividades que realizan, con el amor fraterno que nos caracteriza, y seguir iluminando el caminar de otros.
  4. Incluyámonos y no nos excluyamos, 
  5. Sumemos y no restemos. 
  6. No dejemos de formarnos en temas actuales de nuestra realidad social.
  7. Los animamos a continuar en el caminar de Frater, sin olvidar que nos tenemos unos a otros unidos en oración.

El verdadero amor es donación al otro, conforme al amor que Dios nos tiene a nosotros.   Amor que es don, universal, perdón, servicio, preferencia por los más pobres. (Mensajes de Padre Henry François. Circular Internacional, enero 1985.).

 

Fraternalmente,

Sonia, Carmencita, Miguelangel.