Contra el copago en las farmacias hospitalarias

30.10.2013 18:54

La Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad de España (FRATER), Movimiento especializado de Acción Católica de personas con enfermedad crónica y discapacidad física y/o sensorial, se une a otras muchas voces de distintos colectivos y ciudadanos de nuestro país y manifiesta su rotundo rechazo al establecimiento del copago en los medicamentos de dispensación hospitalaria.

Esta medida, en su afán recaudatorio y sin sentido, es inhumana e injusta, no tiene en cuenta el nivel de renta de los pacientes, y viene a continuar penalizando a las personas con discapacidad y enfermedades crónicas y/o graves.

Supondrá un problema económico para muchos pacientes y familias, creando un impacto negativo sobre su economía personal y familiar, un incremento del empobrecimiento de la población y de las desigualdades sociales, además de una pérdida de calidad de vida, y un deterioro de la salud de los ciudadanos que, a la postre, generará más gasto sanitario.

El copago es una nueva agresión  para castigar y empobrecer a los más pobres y vulnerables, es una nueva barrera que dificultará el acceso a los medicamentos necesarios a los ciudadanos con menos recursos económicos, lo que puede contribuir  a favorecer la mortalidad. Esta medida es un paso más en el desmantelamiento del sistema público de salud, que tan buenos resultados ha dado a lo largo de su historia, y tantos años y esfuerzos ha costado conseguir.

No es una medida disuasoria, puesto que el paciente no tiene capacidad de elección sobre su tratamiento, al que tiene derecho, una vez diagnosticada una enfermedad grave y/o crónica, lo que le obliga, en el proceso de su enfermedad, a ingresar en los hospitales públicos o acceder a medicamentos dispensados en las farmacias de los hospitales.

Estos días se escuchan voces discrepantes entre los responsables del Área de Salud de la Comunidades Autónomas -que piden se deje sin efecto esta medida- y la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que afirma el mantenimiento de la misma y la obligatoriedad de su cumplimiento.

Nos unimos a las voces de la mayoría de los ciudadanos, que recogen  también los responsables autonómicos de distinto signo político del Área de Salud, que abogan por la desaparición del copago  en los medicamentos de dispensación hospitalaria. Confiamos que no sean solo “gestos para la galería” sino que muestren con sus argumentos y hechos la firmeza necesaria, hasta lograr que esta medida quede sin efecto, tal como ellos mismos propugnan y dicen defender.

En Segovia,

Basilisa Martín

Presidenta General

Descarga el manifiesto