Frater participa en la reunión online del OREE de COCEMFE

02.04.2020 19:00

Durante este mes de abril se ha realizado la habitual reunión del OREE y mediante el formato que impone la situación del aislamiento: por videoconferencia. Una modalidad de trabajo y reuniones que nos acompañará durante un periodo de tiempo aún indeterminado. Consecuencia de ello, al igual que hemos hecho en Frater, quedan desconvocadas, de manera presencial, todas las reuniones, juntas directivas y asambleas, en principio hasta el otoño. Las diversas convocatorias, hasta entonces, se realizarán por videoconferencia.

Ello no supone, ni mucho menos, que tanto Cocemfe como las diversas entidades, hayan dejado de trabajar y llevar a cabo sus diversos programas a fin de cumplir sus objetivos y desarrollar sus proyectos, aunque, eso sí, siguiendo las posibilidades que ofrece este nuevo escenario tan complejo. 

 

La dirección de Cocemfe, con su presidente Anxo Queiruga, fueron desgranando las tareas que se van llevando a cabo, así como revisando las campañas y proyectos realizados, se destaca el gran impacto social y mediático que supuso la campaña #disOrganic que, además, contó con una gran participación por parte de las entidades y federaciones.

 

Contemplando la situación del colectivo, en esta situación, se constatan varias dificultades y riesgos añadidos para las personas con enfermedad crónica y/o discapacidad, tanto desde lo más inmediato, como poder disponer de mascarillas hasta otras más delicadas como el hecho de que están faltando existenciasfarmacéuticas de algunos medicamentos imprescindibles para varias patologías. En esta línea, preocupa mucho el tratamiento que puedan tener las personas con discapacidad en caso de ser ingresados y que, en algún momento, pudieran ser descartados como pacientes de calidad y no llegar a tener todos los recursos necesarios para sus tratamientos.

 

Desde Cocemfe, independientemente del momento, se está luchando para que se vayan ampliando las unidades de dolor y paliativos, así como que estos sean contemplados a lo largo de toda la etapa vital de la persona. También se está insistiendo, ante la administración, para que se libere de copago en medicamentos y materiales para dependencia, entre otros.

 

Respecto a la situación económica, deberemos ser conscientes que esta situación de paro social y laboral tendrá grandes y graves consecuencias económicas que, evidentemente, afectarán a toda la estructura social, y por supuesto, a los fondos destinados a nuestras entidades, algo para lo que debemos estar atentos y preparados. El mismo Plan de Prioridades se verá gravemente afectado.

 

Nos encontramos ante la puerta de una nueva realidad, que nos impondrá nuevas reglas y donde tendremos que reformular muchas de nuestras formas de programar y actuar. Sin embargo, si algo hemos demostrado las personas con discapacidad, nuestras familias y las entidades que conformamos, es que nuestra capacidad de resiliencia siempre supera los peores escenarios.Es un buen momento para imaginar una nueva sociedad y para ir poniéndola en marcha. Eso sí, teniendo presente que, como siempre, la cohesión entre todas las entidades será el principal elemento para conformar esta nueva sinergia colectiva.

 

Enrique Alarcón García

Presidente de Frater